Lagos de Somiedo: Saliencia y del Valle (PN Somiedo)

“Somiedo lo tiene todo para disfrutar de su entorno: en el ámbito etnográfico hallamos lugares mágicos y muy bellos como las brañas ancestrales somedanas, donde se mantienen los últimos vestigios de una tradicional cultura pastoril sin parangón en el resto de las montañas españolas y europeas. Y junto a estas brañas, también hallamos en esta región los asentamientos de los míticos vaqueiros de alzada, ganaderos trashumantes con su propia cultura y costumbres diferenciadas del resto de somedanos. Dentro del ámbito de la naturaleza, Somiedo atesora el mayor conjunto de lagos de origen glaciar de toda españa, a excepción de Pirineos, conocido como el “Conjunto Lacustre de Saliencia” declarado monumento natural y formado por los lagos de la Cueva, la Mina, Cerveriz, Calabazosa o Negro y el lago del Valle. Y, por último, este espacio natural, además de tener gran relevancia por su extraordinaria variedad en cuanto a flora y fauna, constituye uno de los principales reductos de toda españa donde aún sobrevive el oso pardo, el animal más protegido, querido y emblemático de la fauna astur.
La ruta la realizamos el sábado 14 de junio de 2014, un día soleado en el que nos desplazamos a Somiedo para hacer esta ruta a la que teníamos ganas desde hacía tiempo. Nos perdimos y tuvimos un sustillo, pero nos fuimos realmente contentos de esta esquinita del Paraíso.
COMO LLEGAR
Debemos tomar la A-8 hasta la salida de Soto del Barco-Pravia y se va hacia Cornellana hasta que encontremos las señales de Cangas del Narcea; o si vamos desde Oviedo o Gijón tomamos la A-63 -la autopista a Grado- hasta que se acabe y seguimos la señalización. A unos pocos kilómetros nos sale una desviación hacia Belmonte (ya hay cartelería del Parque Natural de Somiedo), seguimos esa carretera hasta un poco antes de entrar a Pola de Somiedo, donde a la izquierda nace el puerto de La Farrapona (hay un cartel de Lagos de Saliencia), seguimos el puerto hasta arriba y en la cima hay un aparcamiento bastante grande construido a raíz de la Vuelta a España donde comienza la ruta
DATOS TÉCNICOS
Distancia: 22 kms
Dificultad: Moderada (+)
Desnivel positivo: 950 metros
Cota máxima: 1752 metros
Itinerario: Circular
Niños: Por tramos, es muy larga; hacerla por separado son dos paseos preciosos para ir con niños
Señalización: Hay carteles en el entorno de los lagos, el enlace entre ambos carece de ellos y nos perdimos varias veces
AVISO: Los datos son teóricos, en realidad hicimos menos kilómetros porque a la vuelta nos perdimos y en vez de hacer la curva para evitar el desnivel lo cruzamos de frente y a lo burro, los nuestros no serían orientativos.
LA RUTA
La ruta nace en el Alto de La Farrapona, límite entre Asturias y Castilla y León. Del otro lado se encuentra la comarca de Babia, y por una pista de tierra se desciende a Torrestío; justo en el límite un cartel nos invita a conocer San Emiliano, uno de los dos municipios que componen esta preciosa comarca leonesa, hicimos una foto por las rutas que ofrecía
Lo mejor de este aparcamiento son las vistas, anécdota del cartel aparte, mirando hacia el Sur nos topamos con la citada comarca, muy verde en contraposición al resto de Castilla, plagada de montañas: a la izquierda en primer término tenemos Peña Redonda, y al fondo destaca ya Peña Ubiña con los Fontanes a la izquierda tapados por la loma más cercana a nuestra posición y la Ubiña Pequeña a la derecha como si fuera un reflejo (y es que realmente, en línea recta de la Farrapona al Macizo de las Ubiñas hay pocos kilómetros); y al Norte (sin foto, hay mejores vistas desde la ruta) el Valle de Saliencia, en Asturias
Empezamos a caminar y rapidamente tenemos vistas increibles del Valle de Saliencia, con teitos al fondo del valle. Los teitos son todos los edificios cubiertos por un techo vegetal situados en Asturias, y es que es una palabra asturleonesa. En Somiedo hay muchos teitos, son las cabañas que construían los pastores para pasar largas temporadas cuidando de su ganado. Las famosas brañas son agrupaciones de teitos, pero en la ruta de hoy los teitos estaban aislados.
Seguimos y tras una bajada llegamos al primer lago, el Lago de la Cueva, llegar a él es un paseo, y pese a ser tan bonito o más (seguramente más) que los de Covadonga, estos lagos apenas tienen visitantes (aunque a la vuelta sí que había más gente, muchos de ellos se pasaban, vale que fuera un paseillo, pero ¿a quién se le ocurre subir a una montaña en bañador y chanclas?) Esta escasa masificación le dan mucha más belleza, al menos para mí. La mejor vista de este valle se tiene subiendo la pista a sus espaldas que nos conduce a los siguientes.
Tras una subida empinadilla nos encontramos con el segundo de los lagos, la Laguna de la Mina, pequeño y con pinta de estar muy sucio, no nos gustó nada.
Seguimos subiendo y llegamos al Lago Cerveriz, donde nos encontramos con el desvío para ver el Lago de Calabazosa o Lago Negro, el más grande de los Lagos de Saliencia. Por desgracia este último no lo vimos, a la ida nos pasamos el desvío y decidimos verlo a la vuelta, pero en el entorno del Lago del Valle un compañero se cayó y se hizo un corte aparatoso en la mano, no fue profundo y se quedó en un susto, pero iba con algo de miedo y muchas ganas de llegar al coche, así que lo dejamos pasar; lo primero es lo primero. Aquí también nos podemos desviar a hacer la ruta de los Picos Albos, que tienen buena pinta y que decidimos subir en un futuro. Como aclaración, están justo detrás del lago, el de la izquierda es el Oriental y el de la derecha el Occidental.
Tras superar los Lagos de Saliencia nos enfrentamos a un valle glaciar, no lleva ni una hora cruzarlo y es una caminata muy agradable. A la vuelta había un grupo haciendo yoga, creo que es el medio perfecto para realizar actividades de relajación y meditación.
En este valle había bastante ganado, y llegamos a ver una cría de corzo, un pequeño Bambi, bicheando entre las vacas.
Acabamos de cruzar los valles y nos encontramos con una bifurcación, un camino va hacia el Lago del Valle y otro hacia Valle del Lago, son un lío los nombres, pero bueno, nosotros vamos hacia el Lago, y desde lo alto empezamos a tener unas preciosas vistas del mayor lago de Asturias, tras él asoma Peña Orniz, uno de los picos más altos de Somiedo (honor disputado con El Cornón)
En la bajada el camino está cortado por un desprendimiento, y pese a tener buena pinta no nos la jugamos, bajando practicamente monte a través y teniendo que saltar un cercado para enlazar con la pista que sube desde Valle del Lago, hasta finalmente llegar al lago. Tiene una presa que hace bastante feo, podrían camuflarla un poco, pero bueno. Tras 3 horas de caminar (paradas incluidas) llegamos a la orilla, es la 1 y cuarto y nos ponemos a comer en un entorno precioso. Como anécdota contar que mientras estábamos comiendo posé una bolsa vacía en el murete, con tan mala suerte que una ráfaga de viento la tiró al lago, y tuvimos que hacer un rescate de emergencia cogiendo la bolsa de la superficie con una especie de pinza formada por los bastones, todo sea por no contaminar este entorno tan maravilloso; menos mal que el nivel de agua estaba alto, si no hubiera sido una buena faena.
Dimos una vueltilla por el lago llegando a un teito, que junto con las montañas que lo circundan nos hacía estar en un lugar mágico.
La vuelta la intentamos hacer por el camino correcto, pero al poco de empezar a subir tuvimos el percance previamente dicho, bajamos al lago a la cabaña junto al teito a pedir ayuda (nos dejamos el botiquín en el coche…) y tras hacer una pequeña cura y ver que era un corte superficial reemprendimos el camino de vuelta. En un momento dado, que no sé cual fue, por lo visto perdimos el camino y empezamos a seguir un sendero cada vez más estrecho que cruzaba las montañas de frente pasando por collados. Las vistas del Valle del Lago eran increibles
Atajamos en distancia pero era muy duro y exigente, aunque a cambio cruzamos un pequeño valle glaciar que conformaba un paisaje lunar con cráteres. Precioso y aislado.
Seguimos subiendo hasta llegar a un collado que daba al valle que recorrimos por la mañana, la bajada fue complicada y totalmente monte a través, si bien no corrimos ningún riesgo al caminar por la cresta hasta encontrar un lugar donde realizarlo seguros, la seguiridad ante todo. Y volvimos de frente al coche, donde llegamos sin ningún percance y cruzándonos en el tramo final (el paseo a los Lagos de Saliencia) con bastante gente que subía a darse una vueltecita, y es que ver los Lagos de Saliencia es un paseo de una horilla.
Y con esto poníamos fin a un increible día de monte en el que descubrimos una de las joyas de Asturias, los Lagos de Somiedo, preciosos pero practicamente desconocidos y totalmente eclipsados por sus hermanos de Covadonga, tan solo porque la carretera llega hasta ellos y no hace falta caminar nada para verlos. Eso sí, nos quedamos con las ganas de ver el Lago Negro y subir a los Picos Albos, seguro que volvemos.
Anuncios

5 Respuestas a “Lagos de Somiedo: Saliencia y del Valle (PN Somiedo)

  1. Pingback: Circular al Cornón (PN Somiedo) | Pateando Asturias·

  2. Pingback: Moncuevu y Barriscal (Sª Aramo) | Pateando Asturias·

  3. Pingback: Resumen 2013/14 | Pateando Asturias·

  4. Pingback: Valle del Lago (PN Somiedo) | Pateando Asturias·

  5. Pingback: Picos Albos y Rubio (PN Somiedo) | Pateando Asturias·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s